martes, 13 de noviembre de 2012

Creer que uno sabe y en realidad... no tiene ni idea!!

Buenos días!

Entre viaje y viaje volví de una feria de Empleo internacional en Santander, muy bien organizada, muy buenos propósitos, pero todavía tenemos mucho que hacer.

A pesar de, por un lado el paro tan alto de España, y por otro lado la falta de profesionales cualificados en otros países europeos (que no son ni España, Portugal o Grecia) esta costando que la gente se venga. Por qué?

En el tiempo que llevo trabajando en la selección de personal para el extranjero veo que la gente busca salir como sea y de la manera que sea de casa. Eso es un error, ya que vas directo a un país que no conoces o que has visitado un puente como turista. Y ni siquiera a una ciudad que se conozca.

Berlin es una metrópoli multicultural, abierta, diversa... a la que viene mucha gente a la fiesta y a la música electrónica. Esto no es "my cup of tea", que diría un british, sin embargo me uno más a la corriente del revival de los "Roaring Twenties" o "Zwanziger Jahre", en las fiestas en las que se pone una el traje de flecos (no el de luces), las plumas, las perlas y a bailar charlestón.

También Berlin tiene una cara menos amable: hay más paro que en el sur y además los sueldos son algo más bajos. Pero yo sabía a lo que venía porque para ello estuve dos semanas, luego un mes, y este año en junio me he trasladado: ya conozco muy bien el panorama. Por supuesto que hay a veces rechazo al de fuera: yo lo he experimentado en forma sutil, no en mi trabajo porque la gente es profesional, formal, amable y tienen mucha paciencia conmigo cuando no entiendo algo. Es que soy la "guiri" de la oficina, claro. Pero mcuhos contamos con la ventaja de que hablamos aleman, medianamente B2 pelao, pero somos operativos. Los errores de comunicación los tomo como anécdotas, como cuando a la de la inmobiliaria le pregunté si la Kaution (la fianza del piso) se pagaba a plazos o no y si cobraban intereses, se lo dibujé con gráficos porque no podía expresarlo adecuadamente. Eso sí en el banco me pidieron un visado, justo en los días de rescate sí, rescate no.

Qué hay que hacer para integrarse? Ser uno mismo, conservar la esencia pero comportarse como los locales, los de verdad. Abandonar la tortilla por el currywurst, "auf keinen Fall" (de ninguna manera), pero sí hacerse a las horas de comida, al estilo de vida, y sobre todo a vivir y dejar vivir. Muy importante. Y en el mundo laboral dejarse de intrigas palaciegas que te van a decir "no me interesa": aquí la gente va a trabajar y a tener una relación profesional y adecuada con los compañeros. Y no es lo mismo integrarse en el trabajo que integrarse en la vida social.

Por eso, en mi Empörung (indignación) por el artículo publicado la semana pasada en El Diario en el que hablaban dos jóvenes enfermeras, creo que debo decir: menos criticar a tu empresa (am Anfang = para empezar), menos dar datos falsos en un medio de prensa para que todo el mundo lo vea, y si los das que sean sin nombre y dos apellidos; si no te gusta lo que tienes, vete para casa, pero te recuerdo que estabas "requetedesesperadisissisisissismadelamuerte" porque no tenías trabajo y querías emigrar, y zum Schluss (para concretar) debes ser agradecida con el país que, hablando SU idioma peor que Tarzán, te ha dado un puesto de trabajo, un contrato estable y posibilidad de formación en el idioma.

Alguno se dará por aludido, pero como dicen en mi tierra "el que se pica Knoblauch (ajos) come". Y mezclo las palabras porque soy de una tierra (Madrid) y en la que vivo (Berlin) me siento como en casa. Y las dos tienen un oso de símbolo ;-)

Y ahora me voy que tengo que tomar el avión en Tegel Flughafen (con lo fácil que es decir Airport). Aaaah que es Martes y 13? Hoy no me voy a casar, ni me voy a embarcar; los barcos más próximos están en Hamburgo. Y cuando llegue a Madrid voy a darle un abrazo achuchador a mi gato Shiva que es negro y le encanta dormir sobre una manta amarilla.

Besosssss!!!

1 comentario:

Santiaguito dijo...

Bueno, veo que no tienes ningún comentario en todo este año, así que voy a darte una alegría (aparte del hecho de saber de nuevo de mí). A ver si así te animas a seguir escribiendo. Ah... y no olvides tomarte un par de piezas de fruta a las 5 todos los días.

Un fuerte abrazo y Feliz Navidad.